Aprendizaje Basado en Problemas

jueves, noviembre 17, 2016

Educar para qué y para quién?

Educar para la Sociedad Digital

Creo que hay un enfoque peligroso, en el título y en el material:
No creo que se trata de 
EDUCAR PARA
Personalmente opino que se debería decir
EDUCAR EN

Tenemos magos, profetas, visionarios, políticos, economista, y especialmente EMPRESAS, que lo tienen claro:
  • Precisan un ejército de trabajadores digitales.
  • Especialistas a las órdenes de un mercado floreciente. 
  • Para una sociedad bajo su control.
  • Un futuro para los servidores a su inteligencia.
Su enfoque es conductista de largo alcance: ciudadanos obedientes, sirvientes que no cuestionen sus valores, los de ellos, claro!
Se plantea una educación con tintes de linealidad, dirigida por una élite privada, con grandes intereses económicos, para escuela del billion$. Todo un negocio.
Somos muchos los que como educadores creemos otra cosa.

Educar en la Sociedad Digital

No vemos ni entrevemos un futuro creado por aquellos diseñadores.
Ignoramos la sociedad del mañana.
Sabemos que el populismo avanza raudo con los cuatro nuevos jinetes del Apocalipsis:
  1. En lugar de La Peste el negocio de Las Farmacéuticas
  2. El lugar de La Guerra La Seguridad del Estado Policial
  3. En lugar del Hambre La Caridad de los Medios
  4. En lugar de La Muerte La Amenaza Nuclear
Creemos debemos educar EN una sociedad llena de mentiras, amenazas y falsedades.
Creemos debemos educar EN una sociedad llena de grandes empresas que quieren destruir los aspectos sociales de la educación, que sólo ven la Educación como Negocio y como Dominio.
Creemos que debemos educar EN la democracia, no PARA los ciudadanos del autoritarismo.
Creemos que debemos educa EN la libertad, no para ciudadanos esclavos y obedientes.
Creemos en Muchos educadores no en unos Pocos!!



lunes, mayo 16, 2016

¿Quién aprende?

Aprender

El aprendizaje tiene múltiples facetas, aunque podemos encontrar gran cantidad de documentación sobre el tema, no nos centraremos en el análisis del aprendizaje.
Señalaremos dos aspectos importante del acto de aprender, centrales en nuestro tema, creemos que después de aprender:
  1. Hay una modificación en la percepción de algo.
  2. Se puede modificar el comportamiento de alguien o de alguna entidad.
No pensamos en el aprendizaje de una sola persona, como sería el caso de un alumno, nos interesa algo más general.

¿Quién aprende?

Después de un problema, una pregunta, un proyecto, un documento, o muchas otras situaciones vemos que se ha aprendido algo:

Si nos centramos en la escuela:

  1. Los alumnos pueden aprender, aunque muchas veces no sabemos qué.
  2. El profesor aprende de las respuestas o de los resultados.
  3. La escuela aprende, adquiere una experiencia valiosa,
  4. Las familias pueden aprender.

A nivel de la sociedad:

Las empresas aprenden de sus resultados.
Los ciudadanos lo hacen de sus experiencias sociales.
Las Organizaciones sociales pueden enriquecer su conocimiento.

A nivel de Intenet

Cada búsqueda que hacemos en Google hace que és aprenda, qué buscas, quién, cuándo...
Cada movimiento, cada clic, cada compra. Todo proporciona conocimiento a BiG DATA, todo proporciona conocimiento.

 ¿Dónde nos lleva todo esto?

Todo lo aprendido nos puede llevar a algún sitio si lo sabemos usar o aprovechar, pero lo que no podemos ignorar es que estamos en
 La sociedad del aprendizaje y del conocimiento.
¡Siempre hay alguien que aprende!

jueves, octubre 22, 2015

Dispositivos móviles

Nuestras aulas

No es ningún secreto que las aulas ya no son lo que eran, ¡ni son ni están donde estaban!.
Las pizarras negras tienen un futuro decorativo, es decir: de recuerdo, en poco tiempo las pizarras digitales, las vileda y otros artilugios las sustituyen a marcas forzadas, los alumnos de mañana seguramente no sabrán que hacer con yeso en sus manos, salvo jugar.
El aula ha crecido.
Hacia fuera tiene grandes competidores: desde una TV poco educativa a aulas virtuales y un mundo con una oferta golosa de actividades.
Hacia dentro los dispositivos electrónicos se están comiendo las cuatro paredes y crean un mundo nuevo. Portátiles, smartphones, tabletas..., están creando nuevas dimensiones didácticas...

Juegos engañosos

Sin embargo no es oro todo lo que reluce.
Detrás de todo esta parafernalia hay mucho cuento:
Negocios por doquier, con juegos "didácticos" algunos, interesantes los otros, ¡pero negocio!
Por otro lado hay cierta pereza en unos colectivos y mala fe en otros. Una parte del colectivo docente que está anquilosado en lo que hay que hacer, lo que hay que enseñar y pocos problemas. Mala fe por parte de otros, que ponen barreras al monte, para que no sea que crezca demasiado y fructifique.

Pocos libros y UN LIBRO PARA TODOS

Me refiero a que veo muchas aplicaciones interesantes en las aulas:
  • Trabajos con QR
  • Geoloclización
  • Historia
  • Ciencias experimentales
  • ... y un largo etcétera...
Muy interesante, realmente encomiable el esfuerzo de escuelas innovadoras y colectivos creativos.
Sin embargo:
Continuamos con el libro de texto!!
No veo:
Bibliotecas digitales con los contenidos didácticos.
Grupos de profesores creando materiales de manera conjunta: muchas barreras hay que superar para ello, desde las del tiempo hasta las regionales y las idiomáticas.
Tampoco veo e-books, ni lectores de los mismos. con grupos de lectura, comentarios y reflexión.
Todo se andará con el tiempo, de momento muchos chillamos:
Muerte al libro de texto
Tiempo al tiempo

jueves, abril 23, 2015

Miedo y dolor

Miedo y dolor

La muerte del compañero Abel Martínez Oliva me produce un gran dolor y despierta muchos miedos.
Miedos racionales, que acompañan al dolor por la pérdida.
Miedos irracionales, por el pánico que suscita.
Dolor por su pérdida y por el pobre autor, por una vida que ha cambiado por unas consecuencias que no se podía imaginar.
Miedo por los comentarios de algunos políticos. Aprovechados por cualquier cosa que pueda aumentar su poder. Miedo del mismo miedo.

El cisne negro

Es como si el cisne negro batiera sus alas.
Como si arropase cualquier situación para demostrarnos que somos menos de lo que creemos.
Desde la muerte del compañero, hasta los terribles naufragios asesinatos del Mediterráneo, pasando por Germanwings todo nos recuerda que el control es imposible, que en cualquier rincón está siempre agazapado lo inesperado.

Un karma expansivo

Cualquiera de los hecho anteriores tiene un efecto expansivo, nos afecta a todos y todas, nadie está fuera de nada, es como si el efecto mariposa cobrase vida ante cualquier hecho, ¡como si estuviésemos en una colmena que se agita permanentemente!
Hechos como el de la muerte de Abel afectan a todas las dimensiones de nuestra pequeña sociedad, desde su familia cercana, sus amigos, alumnos, compañeros, escuelas…
El karma que genera nos llena a todos.
Lo peor es que se quieran aprovechar el dolor para utilizar del miedo que puede generar, hablando de psicosis estigmatizando la locura, criticando padres, alumnos y escuelas,  proponiendo medidas para resolver un problema que extrapolan y sacan de contexto.

Creo que la reflexión social va más allá del discurso interesado de unos políticos que no merecen mucha confianza cuando se aprovechan de cualquier situación para salir en la foto y demostrar que “hacen algo”.

lunes, abril 06, 2015

Aulas para el siglo XXI (I)

El aula clásica

En nuestra aula clásica tenemos dos puntos centrales:
·      La Verdad, aquello que se tiene que transmitir.
·      El Maestro, que es quien la transmite.
Los alumnos son meros receptores de lo que seles dice, tiene que ser aprendido y comprendido según se les dice.
Esto puede servir de caricatura, nos puede guiar para ver como contamina muchas de nuestras aulas actuales, hay muchos “a priori” en aquello que se transmite, mucho contenido prefabricado.
Esta aula está encerrada entre cuatro paredes, un temario y una autoridad. Es prisionera de una educación que modela los alumnos según patrones externos.

La ética en el aula clásica

Dentro de los muchos elementos que se transmiten en el aula clásica tenemos la dimensión ética, en ella hay una claridad entre el bien y el mal, entro lo que se debe hacer y lo que no, la decisión de los alumnos está en entender, adaptarse y cumplir con las normas éticas.
En la sociedad española tradicional estos puntos son muy importantes y se basan en la autoridad centrada en el paternalismo familiar, donde la figura paterna es la que tiene autoridad sobre el comportamiento de sus miembros.
En el mundo actual esto tambalea y hace aguas por muchas partes, los  elementos más tradicionales y conservadores del mundo hispánico añoran y pretenden reinstaurar aquella ética y autoridad que les da la “seguridad” de conservar y recuperar aquello que están perdiendo.

El Absoluto y la Verdad

Centrar el aula en la Verdad tiene tintes de Absoluto, de una autoridad incuestionable y de unos objetivos marcados y definidos.
En España padecemos los inmovilismos culturales y políticos que lastran el progreso social y a cultural, a la vez que impiden la evolución de un sistema educativo basado en una sociedad inmovilista.
Podemos vestir la aulas con Proyectos, Problemas, Actividades… pero si tenemos la Verdad como guía poco bien hacemos a los alumnos.
En nuestro país tenemos la rémora de una historia que nace con la Inquisición,  se enquista en guerras contra el progreso,  y dificulta nuestra evolución.
Una visión sesgada de la moral católica impide el desarrollo personal, se centra en una ética objetiva y una estructura patriarcal que lo contamina todo.
La violencia contra la ética protestante, centrada en el individuo y liberadora de energía, ha sido el fantasma que nos ha atenazado desde tiempo ha, impidiendo que la cultura se moviera.

Un seísmo ético

 España vive bajo un seísmo ético de gran profundidad, su epicentro tiene gran profundidad y se desplaza a velocidades diversas.
Acciones como:
  • ·      Compartir
  • ·      Liberar
  • ·      Decidir
  • ·      Divorciar
  • ·      Crecer

Crecen y se afianzan en una nueva sociedad que estalla y crece a raudales.  A la vez que, desgraciadamente, afloran sus contrarios ante un sistema que se niega a cambiar.
En una sociedad basada en el paternalismo, en la autoridad y un poder central, ya sea de Madrid o de Roma los cambios que se realizan son profundos y afectan a todos los niveles sociales.

Un aula para el siglo XXI

Sea cual sea la metodología que usemos, si deseamos crecer y evolucionar, creemos  que el aula del siglo XXI debe tener unas características como las siguientes:




Desde mi punto de vista personal, la metodología que más se acerca a los puntos anteriores es la PBL , en su versión de Problemas, en cuanto es partir de ella que nos centramos en alumnos y tutor.

sábado, abril 04, 2015

Chispas para el cambio en la escuela (II)

Chispas y chispas por doquier

Vimos no hace mucho en chispas para el cambio  que disponemos de muchos elementos y ejemplos en los que se llevan a cabo cambios de intensidad notable:

Tenemos ejemplos muy concretos que se llevan a cabo localmente, mientras que otros tienen un alcance mayor, debido a grandes líderes que los aúpan y construyen. 

A nivel local 

Com ejemplos locales tenemos el IES Torres del Palau  o bien Institut Quatre Cantons, dónde líderes como Evaristo González en el primero y Ramón Grau DEstacamos también a Boris Mir en Les Vinyes. En todos estos casos destacamos un potente liderazgo y grandes equipos que construyen nuevas escuelas.

A nivel más global

Como ejemplos más globales creo que es importante destacar :
Motserrat del Pozo y su amplia tarea
 jesuïtes educació como proyecto de gran aplitud.

Los diferentes niveles

Las diferencias son importantes, tanto en lo relativo a la diversidad de iniciativas como en los recursos. El caso de los IES hay grandes limitaciones de recursos, y no pocos problemas burocráticos, mientras que en el caso de los otros dos ejemplo tenemos escuelas concertadas con una problemática intrínseca diferente.
Sea cual sea el nivel que observemos la necesidad de profundizar en los cambio que exige el mundo educativo son patentes!

Nuestras aulas

¡Nuestras escuelas piden cambios a gritos!
El sistema educativo pide y exige diversidad, mientras que se intenta imponer homogeneidad y control desde políticos de tres al cuatro.
Si miramos con atención el aula, como  corazón de nuestro sistema:
Vemos que el aula clásica la que muchos se niegan a modificar está en un ciclo vicioso, del cual no tiene intención de salir.
Mientras que en las aulas modernas tenemos diferentes puntos que queremos remarcar:
  • Expansión
  • Acercamiento al mundo
  • Creación de una escuela nueva
  • Aulas abiertas
Queremos señalar estos elementos en cuanto creemos que la evolución de nuestras aulas se encamina a pasos agigantados a nuevas situaciones en las cuales se están dando las condiciones para que tengan lugar cambio que las transmuten en aulas de las escuelas del siglo XXI
El aula cerrada, con los límites de las cuatro paredes tiene los días contados.
Los alumnos y sus profesores acceden a otras aulas, a nuevos recursos y trabajan de manera más creativa y viva de lo que nunca antes se habías hecho. 

martes, marzo 24, 2015

La escuela ha muerto

Recordando los filósofos, nuestros padres

Un vistazo a la filosofía reciente, nos puede llevar a reflexionar sobre muertes anunciadas en los dos siglos anteriores: la muerte de Dios (Nietzsche) y la muerte del hombre (Foucault), no voy a entrar en filosofías, puesto que no soy filósofo, pero si intentaré unas reflexiones que me vienen al caso: me pregunto dónde estamos y hacia dónde vamos.
La memoria del siglo XX resuena en nuestro corazón cuando miramos la barbarie de las dos grandes guerras, la soledad y la injusticia que generó debe estar presente en nuestra "civilización".
La irrupción de la tecnología ha invadido todos los ámbitos conocidos, el pensamiento se ha cuantificado, la observación de cualquier fenómeno debe ir acompañada de medidas... El mundo digital ha alterado el mundo real. Cualquier cosa es susceptible de ser modificada, cualificada y alterada!
Desde el transhumanismo hasta Marte, la mirada del primer mundo va más allá del presente. mirando al futuro y olvidando, a menudo, un mundo lleno de injusticias y de dolor.
Los vacíos de este mundo van desde unas religiones, que se replantean y sobreviven como pueden, hasta un pensamiento negativista y fanático, violento e intolerante, que no puede aceptar ningún cambio en su mundo, des de el Tea Party al Yihadismo.
La necesidad de un renacer se respira por muchos ambientes, en muchos lugares, con la única evidencia que el cambio actual es inevitable e inasible, donde las transformaciones son de una magnitud impensada.

La escuela ha muerto...

Como muchas otras instituciones, la escuela ha muerto, al menos la escuela clásica.
No hay ningún centro: primero dejamos de ser el centro del universo, después el Sol dejó de serlo, actualmente estamos rodeados de materia oscura con una energía inasible...
Las instituciones clásicas dejan su sitio a nuevas organizaciones, ni las multinacionales, desarrolladas en intrincadas redes de alianzas, viven solas.
El cambio en las organizaciones clásicas es evidente y acelerado: globalización, complejidad, relativista, sostenibilidad... Términos nuevos que alteran las instituciones clásicas.
No hace mucho las cosas estaban en su sitio, se prendía en la escuela, se trabajaba en la fábrica, se rezaba en los templos.
Hoy se aprende en cualquier sitio, se trabaja en cualquier sitio y se reza... donde se quiere.
La escuela ni es ni será la vieja escuela, la nueva escuela tiene dimensiones mucho más grandes y amplias que la que tenía.

¿Dónde están los maestros?

El hombre como sujeto ha desparecido.
El hombre está en una maraña de relaciones, poderes y significados, en una red que le enreda de pies a cabeza.
Los principales sujetos de la escuela han visto alterados y desfigurados sus papeles:


¿Qué cambios vemos en el maestro de nuestro siglo?

El maestro era el referente de la verdad para el alumno, actualmente este referente está en el medio, la red y el sistema de comunicación social.
El maestro se sentía seguro en lo que hacía y la seguridad que le otorgaba la sociedad, esto ya no es así.
El respeto social del maestro era considerable, hoy está condicionado a múltiples factores que no dependen de él, que asignan valor a una tecnología externa.
Las creencias del maestro, hoy o no existen o están ocultas, y rara vez se muestran, pues el sistema escolar los suele imponer.

¿Dónde está el alumno?

No son pocos los cambios que afectan al alumno.
Sus centros de interés, sus estímulos, y otros muchos elementos han actuado como transmutadores de su esencia.
Términos como vocación han desparecido.
Todo conocimiento del alumno es relativo, sus destrezas sabe que estarán sometidas a los caprichos sociales del mercado.
La red de relaciones que establece es volátil y posiblemente poco duradera.
Muy a menudo establece una barrera con la escuela, que le hace impermeable a lo que se le pretende enseñar.

¿Y los contenidos?

Aunque muchos se empañan en planteamientos como el trivium i el quadrivium, con la mirada en la lejanía de los siglos anteriores, los contenidos están sometidos al relativismo de la sociedad.
La verdad de los descubrimientos, la investigación de los mismos, confiere una volatilidad permanente a lo que se puede creer como verdad.
No está claro qué enseñar, ¡se produce más información hoy en un día que antes en un año!
La visión de una historia basada en el poder se puede sustituir por una historia de lo inmediato, del arte, del cine o de la tecnología, y las posibilidades que se abren son un arco iris de contenidos.

Caminando hacia el futuro

Vemos que hay abiertas múltiples posibilidades, un mundo en cambio permanente.
Vamos en pasos agigantados hacia una socialización creciente.
La adaptación de la escuela al mundo moderno creo que es imposible desde posturas de verdad absoluta, creo que exige libertad, creatividad y una enorme dosis de apertura e innovación.
Sin ello veríamos como crece el autoritarismo, la centralidad y la esclavitud la vuelta a un mundo oscuro.