Aprendizaje Basado en Problemas

lunes, marzo 09, 2015

Sobre los móviles

¡Más madera!

Los hermanos Marx son profetas en la realidad educativa española.
Al grito de ¡más  madera ! persiguen a no se sabe quien, a cualquier precio, quemando cualquier cosa que pueda servir para seguir corriendo, hacia cualquier sitio. Todos los recursos son buenos, el cliente es el que manda. La industria bendice y la familia calla.
Aplicaciones “educativas “ por doquier, negocios a flor de piel, desde el 1x1 a los móviles, la industria de la educación florece.
Se busca la modernidad, la competencia, las buenas notas, calificaciones PISA, modelos educativos lejanos, lo que sea, con tal de renovar, de salir de este atolladero en que nos meten los políticos cada vez que se alternan en el poder, unos quieren que los alumnos recen al entrar en clase, otros que se pongan en fila y los más modernos que enciendan el móvil, como si lo llevasen siempre “encendido”.

Pido disculpas

Siento las frases anteriores, no puedo más que sentir un fenomenal ridículo ante la realidad de nuestras aulas, vistas en sentido crítico, gracias a nuestras administraciones.
Veo la democracia a años luz vista desde nuestras aulas.
O se resetea el sistema o nos vamos cargar de quien sabe que.
En nuestra escuela manda todo el mundo menos quien lo debería hacer: profesorado, padres, alumnos y  dirección.

¡Ahora todos con móvil!

No hace mucho era un invento de Belcebú. Lo requisábamos en clase y teníamos juicios por ello. Era uns instrumento casi pornográfico y peligroso.
¡Ahora es el maná caído del cielo!
Pronto ni serán necesarios los ordenadores.
Total lo pagan los padres.
¡Pobre tarjeta VISA!
Las compañías de telecomunicaciones están de enhorabuena, les llueven los clientes, y estos son fieles, vivirán muchos años.
Las familias encuentran los libros y las actividades de la escuela, pero el móviles un derecho al que no se puede renunciar.

¿Y dónde está el profe?

¡Buf, pues aquí tenemos un problema!
Resulta que el que no tenga un SMART, pues halá ¡a comprarlo!, que no sea malo y está a la altura de los alumnos.
Sea la clase que sea, te la ingenias y lo usas, si no lo haces pues lo tienes claro: el próximo curso te van a mandar quién sabe dónde o te van a poner a hacer fotocopias, según seas de “la pública” o de la “privada”.
La escuela evoluciona, ¡evidentemente!, ahora será una mobile school, es decir profe a todas horas y en todos los sitios.
Cierto, pero el horario ni se mueve, las 24 horas de “la privada” y no sé cuantas de la “pública” desaparecen de golpe entran en el agujero negro de la administración, que se lo traga todo. El profe irá ¡con la clase a cuestas!
Atenderás llamadas, contestarás correos, y sobre todo, no te olvides DIVERTIRÁS.
La preparación de las clases, contenidos y demás se da por supuesto, debe ser.
Además de profe para todo se supone que debes tener o bien cuentas en cualquiera de los muchos sitios que dominan o dominarán los alumnos, como son Evernote, Instagram, Twitter etc.
Lo siento pero creo que mandar desde arriba no va con la sociedad actual.

Autonomía

Leo:
La Llei d’educació de Catalunya estableix que “Els centres educatius disposen d’autonomia en els àmbits pedagògic, organitzatiu i de gestió de recursos humans i materials” (article 90.1)…. Així, els centres educatius i els seus professionals són els responsables reals i últims de la visió de la tecnologia al servei dels aprenentatges i de l’orientació que s’adopti vers la integració pedagògica dels dispositius mòbils  
La ley de educación de Cataluña establece que “Los centros educativos disponen de autonomía en los ámbitos pedagógico, organizativo y de gestión de recursos humanos y materiales (artículo 90.1)… Así, los centros educativos y sus profesionales son los responsables reales y últimos de la tecnología al servicio de los aprendizajes y de la orientación que se adopte en la integración pedagógica de los dispositivos móviles…
O sea la responsabilidad para el centro educativo.
No entiendo de que va esto, ¿cómo puede ser un centro el responsable de TODO el uso que se realice de los dispositivos móviles?

Una posible solución

No creo que por decreto se pueda resolver la situación actual de nuestra escuela. Dudo que sea factible avanzar desde situaciones centralizadas, sea desde donde sea. Precisamos organizaciones libres de enseñanza que compartan, estimulen y usen las tecnologías desde ámbitos pedagógicos libres y creativos. El uso de tecnologías móviles implica el uso de nuevas metodologías, lejos de modas e intereses comerciales ocultos, aunque puedan estar llenos de buena voluntad.
Una escuela sostenible está lejos de una escuela improvisada y todavía más de una escuela que se sirve más de los profesores que no los valora.


1 comentario:

Roser dijo...

En primer lugar, revise su escrito antes de publicarlo, por favor: juraría que le faltan algunas palabras (si no, las frases como "y los más modernos que enciendan el móvil, como si lo llevasen siempre “encendido”" y "Las familias encuentran los libros y las actividades de la escuela, pero el móvil es un derecho al que no se puede renunciar" no se entienden).

En segundo lugar... los profes tenemos problemas ahora con el correo electrónico? Somos profes el fin de semana? Pues los que quieren sí y los demás no. Yo lo soy porque he educado a mis alumnos en que si les surge alguna duda durante el fin de semana me manden un mail y les responderé cuando pueda, pero muchos compañeros no reciben ni un mensaje en todo el curso porque los alumnos saben que para eses profesor el fin de semana es sagrado. Y les pasa algo? Son esos profesores despedidos o trasladados? Pues no.

Pues con los teléfonos igual: tengo alguna obligación de dar mi número particular a los alumnos? No. Y cómo me van a llamar si no? Si el centro quiere que mis alumnos tengan mi número de teléfono, me daran uno (igual que me dan una cuenta de e-mail), pero mantenerlo encendido fuera de mi horario laboral (esas 37'5 horas por las que se me paga) será mi decisión.

Y en lo que respecta a la mobilidad del docente que no use el móbil en clase... me parece que se puede aplicar lo mismo que al correo electrónico: puede demostrar que haya pasado tal cosa?

Finalmente, en lo que se refiere a que el profe tenga que estar a la altura de la calidad de los móviles de los alumnos... Somos adultos o adolescentes? Si creemos (yo lo creo) que nuestro deber es proporcionar una educación integral, no podemos caer en tal consumismo.

En fin, que tiene usted mucha suerte de estar jubilado, porque en caso contrario investigaría yo en qué centro trabajaba para asegurarme de que mi hijo nunca iba a toparse con usted. No por sus ideas (poco concordantes con las mías, que son las importantes para mí en los que se refiere a la educación de mi hijo: también quiero que sepa que hay gente que opina diferente de mamá) sinó porque no quiero que se ocupe de él alguien que se deja llevar como usted de tal manera que ni corrige lo que escribe ni, creyendo que lo suyo es espíritu crítico, se para a pensar si lo que dice tiene lógica alguna.

En fin, que cuanto más leo de usted, más se confirma la mala opinión que me generó hace unos años cuando intentó enseñarme qué era la PBL. Ya valoré negativamente entonces sus enseñanzas, pero veo que no le sirvió para mejorar. Hágase un favor y piense un poco antes de escribir (o como mínimo revise lo que ha escrito: dará mejor imagen de sí).