Aprendizaje Basado en Problemas

martes, febrero 17, 2015

¿Dónde está el peligro?

¡No mires!

Paseamos por cualquiera de las calles más transitadas de nuestra ciudad, la preciosa Barcelona, por decir el nombre: por la Ramblas, precioso y variopinto paseo, a las 5 de la tarde de un soleado día tenemos una muestra varipointa de personas, personajes y actividades.
Unos padres puritanos, con su pareja de hijos, hijo e hija, se encuentran con kioscos llenos de imágenes, que, a su juicio, no son adecuadas para su parejita, unos pasos más allá les venden semillas de planes con aspecto fálico, después se encuentran con personajes con aspecto poco pudoroso,... finalmente deciden que estarán mejor en el hotel, de allí podrá visitar monumentos y enriquecer la cultura de sus hijos. Sentados cómodamente ante el televisor empiezan a ver imágenes que no son de su gusto, cambian de canal y la violencia inunda la pantalla..., ¡nuestra familia ha sido aducida por un UFO al espacio tiempo de un futuro que no entienden!
Si viajamos a uno de los países en los que las mujeres van censuradas de pies a cabeza podemos pensar que la abducción nos ha afectado a nosotros, no sabemos dónde estamos, ni sabemos leer ni entendemos qué sucede, nuestras hijas casi deben ir andas a nosotros, so pena de sufrir violaciones físicas, las psíquicas son ya permanentes en ciertos lares.

Un mundo digital

Dando un paseo por Internet con nuestros hijos encontramos imágenes, contactos, vídeos, música, cine..., descubrimos un mundo de posibilidades, no nos podemos refugiar en una habitación aislada, es imposible predecir todo lo que encontraremos.
No podemos tener a nadie en una burbuja de información controlada. Cuanto más control, tarde o temprano surge la necesidad de escape.
El mundo digital y sus ciudadanos tiene su propia lógica. La responsabilidad de cada ciudadano crece en la medida que lo hace su mundo. Los métodos pedagógicos que responsabiliza a cada uno de los alumnos son cada vez más necesarios e imprescindibles.
Dudo que la evangelización teórica tenga sentido en el mundo actual. Los fracasos sociales y educativos los tenemos en cada esquina: basta con prestar la atención a las estadísticas. Insisto en lo de estadísticas, no se trata de las anécdotas que sólo sirven para asustar y atemorizar a base de estereotipos.  Se debe leer con atención, a la vez que los responsables de la información lo deben hacer con honradez y responsabilidad.



No hay comentarios: