Aprendizaje Basado en Problemas

miércoles, junio 13, 2012

Creemos problemas para Educación Cívica y Constitucional

¿Enseñar, aleccionar, dirigir, educar?

Personalmente creo que la clase magistral debería desaparecer.
En mi opinión el conocimiento se construye, y la educación también.
Si queremos formar ciudadanos libres, responsables, sociales y felices dudo que lo podamos hacer por imposición.
Crear una materia para ser impartida como algo a "aprender", Y MÁS TODAVÍA, que forme parte de la "conciencia" de los ciudadanos del mañana, es algo lejos del espíritu, de los valores occidentales y universales que defendemos.
Hemos creado la Wiki http://pblciudadania.wikispaces.com/ para recopilar y recoger problemas que nos sean útiles en el aula en la materia impuesta de Educación Cívica y Constitucional.
Invitamos a todos y todas que estén o se sientan implicados y implicadas en impartir esta materia a crear problemas útiles en aula alrededor de esta materia.

PBL y ciudadanía

¿Qué característica podemos señalar en los problema útiles en nuestra materia?
Aunque podemos señalar una serie de puntos para indicar como pueden ser estos problemas, creemos que no éste no es un punto cerrado ni mucho menos, el grupo de profesores definirá y perfilará con la experiencia los problemas que dan mejores resultados.
En principio un problema PBL:
  1. No debería ser lineal
  2. Debería tener múltiples soluciones.
  3. Debe motivar a los alumnos
  4. Es importante que abarque diversas disciplinas
  5. Debería ser borroso, en cuanto necesite ser reflexionado, pensado e interpretado
  6. Los objetivos de aprendizaje que se pretenden en el problema deberían concordar con aquellos que se planteen los alumnos.
  7. Debe provocar el trabajo en equipo
  8. Debería ser familiar para los estudiante y tener alguna relación con su formación previa.
  9. Debe estimular el pensamiento crítico
  10. Debería tener un nivel de complejidad asumible





1 comentario:

Antonio Gómez dijo...

El problema de la educación para la ciudadanía es que se vendía como una alternativa ideológica contraria a otra osoleta que había dominado,y al parecer domina, a los dinosaurios conservadores,pseudoreligiosos de este país. No hay que sermonear ni desde la derecha ni desde la izquierda, no hay que transmitir contenidos morales doctrinales ni siquiera constitucionales, cívicos, que no son más que una ética de la inconciencia. ¿Qué habría que hacer? En realidad algo que no interesa para nada al poder, que tan sólo quiere crear prosélitos ciegos y acríticos. El único discurso público, el de una razón común, es el del debate, el planteamiento de los problemas. La educación debería consistir en este apartado de la "formación cívica" en un planteamiento de las diversas olpciones queuna sociedad asume en sus problemas de convivencias. Decantarse por una opción concreta sería volver al catecismo del abuelo cebolleta